Fotografía en tres dimensiones

La tecnología del 3D está revolucionando la forma de ver el cine. Cada vez son más los directores que se apuntan a esta nueva tendencia, que ofrece al espectador la sensación de poder tocar con los dedos aquello que sucede en la pantalla. Muchos son los detractores del 3D que alegan que detrás de este método hay un fin puramente económico, que es incómodo para los espectadores, que la tecnología todavía no está muy lograda, que provoca dolor de cabeza, etc.  La realidad es que Avatar, emitida principalmente en 3D, es la película más taquillera de la historia y que gran parte del público está contenta con tal innovación.

¿Y la fotografía, qué? Pues también hay una nueva corriente de fotógrafos que quieren impresionar con sus imágenes, que quieren lograr una mayor sensación de realismo. Con todo el software del que disponemos los aficionados a la fotografía, es muy sencillo pasarlas al formato 3D. Pero este aparentemente “nuevo invento” no es tan actual, teniendo en cuenta que la fotografía estereoscópica nace en el año 1841. Nuestros antepasados ya tenían la curiosidad y el deseo de ver el relieve en las imágenes y la perspectiva que no se reproduce con tanta exactitud en dos dimensiones.

Una de las principales funciones de la fotografía es plasmar la realidad, y con el 3D se da un paso más hacia ese objetivo, pero, ¿es realmente necesario dar este paso o se perdería la magia de la fotografía? ¿Creéis que prosperará esta nueva tendencia o será una moda pasajera?

3 comentarios to “Fotografía en tres dimensiones”

  1. I què em dieu de les fotos promocionals de l’últim disc de M.I.A.?!? Això sí que és donar-li un bon ús al 3D!


    Caspa, caspa!

  2. La niña me da miedo… en serio, cada vez que entro me da la sensación de que me va a saltar encima…
    No sé qué decir del 3D, supongo que es cuestión de técnica. Además, la perspectiva es eso…

    A. Moya

  3. Bueno, a mí en el cine no me gusta especialmente, como tú bien dices, provoca dolor de cabeza y yo soy una de ellas a la que se lo provoca. Por otro lado, duele el bolsillo… Sobre la fotografía en tres dimensiones, ni tengo la menor idea. Lo único que puedo decir es que me parece que una buena fotografía, por sí misma, ya da el efecto de tres dimensiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: